Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Días de este evento:

"Vivir el duelo" ahonda en el testimonio de padres que han perdido a hijos

La experiencia de más de 40 padres que han perdido a sus hijos ha sido analizada por el antropólogo y profesor de Enfermería Alfonso García en "Vivir el duelo", una obra que revela aspectos como que todos los padres creen haberse convertido en mejores personas tras el dolor de la pérdida.



"Vivir el duelo. La experiencia de perder un hijo" incorpora parte de los resultados de la tesis de Alfonso García, que leyó en junio de 2010 y que investiga "El significado de perder un hijo: la construcción discursiva del duelo de padres y madres", según explica su autor en una entrevista a Efe.

Alfonso García, que es presidente de la Sociedad Española e Internacional de Tanatología, detalla que muchos de los testimonios recogidos en la obra proceden de participantes en el grupo de duelo para padres que han perdido hijos "Para siempre en el corazón", que se creó en el Hospital Universitario de Canarias en febrero de 2007.

Al crear el grupo la intención era que los padres "pudieran contar lo que sentían, sentirse comprendidos, expresar el proceso de duelo, su vivencia de la pérdida".

Alfonso García, que es director académico del máster en cuidados al final de la vida de la Universidad de La Laguna, señala que en la obra se genera "un hilo común" entre los padres que han tenido esta experiencia y que cuentan su historia en primera persona.

Al principio los padres muestran un dolor intenso y un discurso "difícil, de mucho llanto y pocas palabras", hasta que logran darle coherencia y pueden compartir la experiencia.

Son las madres las que con el tiempo elaboran mejor su discurso, mientras que los padres muestran menos emociones y sentimientos.

Habitualmente los hombres "intelectualizan" la pérdida, prestan apoyo, intentan buscar soluciones y "pasar de puntillas sobre el dolor", mientras que las mujeres intentan buscar el significado de la pérdida desde lo emocional.

De hecho, revela Alfonso García, hay una diferencia "brutal" entre padres y madres en cómo viven los espacios relacionados con su hijo, pues mientras los hombres los evitan, las mujeres "se zambullen" en todo lo que estimule su recuerdo, como mantener intacta su habitación.

En lo que coincidieron todos los participantes en el grupo de duelo es en considerar que, tras recuperarse de la pérdida, se convirtieron en personas más justas, en no soportar las idioteces o lo banal, cuidar a sus otros hijos y amigos de manera excepcional y delimitar lo valioso de la vida porque "han aprendido en carne propia lo más importante: que la vida es finita".

En la obra se abordan elementos novedosos sobre cómo los padres afrontan la pérdida en cinco grandes fases que comienzan con el morir y la muerte, con cuestiones como las premoniciones y presagios, el mal y la culpabilidad y los últimos momentos del hijo.

MatutinoCanario.es • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress